Cata del Queso

Catar un queso consiste en examinarlo mediante nuestros sentidos con el objeto de captar y valorar los caracteres que se perciben a través de ellos.

El queso es un producto complejo de evaluar sensorialmente, debido a dos aspectos:

ok La necesidad de masticación en insalivación durante la cata para así liberar los aromas y sabores resultantes de la fermentación producida por los microorganismos presentes en la leche y el queso.
ok El problema derivado de del hecho de que los componentes de la leche varían a lo largo del año (climatología, alimentación…) produciéndose importantes diferencias de textura y sabor.