La importancia del Queso

Todos los tipos de queso aportan a nuestra dieta un gran valor nutritivo.

El ser humano puede vivir sin sufrir enfermedades causadas por carencias vitamínicas consumiendo únicamente, queso, pan y fruta, puesto que el conjunto de estas tres llevan las vitaminas, sales minerales y proteínas necesarias para vivir.

Salud

El queso contiene por tanto casi todos los principios alimentarios necesarios para el crecimiento y desarrollo humano, por lo que es muy recomendable su consumo para todos y en especial en las etapas de la infancia y la vejez.

Está demostrado que el queso puede ayudar a reducir los efectos de las patologías crónicas como la osteoporosis, cálculos renales y diabetes del tipo 2.

El queso también es un alimento muy bueno para las mujeres embarazadas. Una buena medida es incorporar a su dieta, una ración de queso de 150 g diarios, repartidos en dos tomas. De esta forma, los especialistas señalan que se cubren las necesidades de calcio, vitamina D y otros factores nutritivos.